Las manzanas Pink Lady® son únicas y generosas porque son el resultado de la excelencia de la producción y de una rigurosa selección: tienen que cumplir muchos requisitos.

La selección
de las manzanas

Una vez recogidas, las manzanas se envían a una de nuestras estaciones de embalaje certificadas. Se almacenan cuidadosamente en una cámara frigorífica a una temperatura muy regulada, hasta que pasan a la etapa de selección.

Selección automática

Pasan por un escáner gigante con el que se detectan las manzanas con defectos sustanciales. A continuación, se clasifican por pesos y calibres (requisito legal).

Selección manual

Las manzanas pasan entonces por las manos entrenadas y los atentos ojos de los profesionales que las seleccionan.


Las líneas de clasificación van un 30% más despacio que las utilizadas para otras variedades de manzanas- De este modo se asegurar el control visual de cada manzana y se preserva su calidad óptima.

Packaging

Se almacenan cuidadosamente en bandejas o cestas que puedes encontrar en tu tienda local.

Pegatinas

Es entonces cuando se aplica la famosa pegatina del corazón, una garantía de calidad.

Especificaciones

Las manzanas Pink Lady® deben cumplir con un pliego de condiciones basado en criterios objetivos que garanticen una calidad óptima.

Nivel de azúcarLa fuente de los aromas intensos.
FirmezaPara una textura crujiente.
Intesidad
del color
Prueba de la máxima exposición a los rayos de sol.
AspectoSin defectos significativos.

Control de calidad
independiente

Un organismo independiente de control (Bureau Veritas) revisa estos criterios para asegurar que todos los requisitos se cumplan.
Cada temporada, más de 2.700 lotes de manzanas se controlan al azar.

Seguridad alimentaria
absoluta

Toda la producción de manzanas Pink Lady® cumple unos criterios de seguridad alimentaria en materia de residuos el doble de estrictos que los que impone la normativa europea.

Controles independientes de los criterios estándar de salud y seguridad tan pronto como las manzanas salen del huerto y en la estación de embalaje.
Los resultados de las pruebas están muy por debajo de los requisitos impuestos por los reglamentos europeos y franceses.
El 100 % de las estaciones de envasado cuentan con certificado de seguridad sanitaria de la fruta (BRC, IFS, etc.).
Descubre más
sobre la manzana
La manzana
Pink Lady®
¿Por qué es única?